Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Cómo aprovechar la luz natural en una habitación juvenil

Sofás Camas Cruces
Cómo aprovechar la luz natural en una habitación juvenil

Cómo aprovechar la luz natural en una habitación juvenil

Que una habitación juvenil irradie luz es vital desde varios puntos de vista. Por un lado, hace de ésta una habitación más amplia, por otro es importante para la salud del pequeño y también nos ayuda a ahorrar energía. Pero, ¿cómo aprovechar la luz natural en una habitación juvenil en lo que a mobiliario se refiere?

Colocar los muebles en la habitación de nuestros hijos es en ocasiones una tarea complicada, un rompecabezas donde siempre mandan los metros cuadrados disponibles. El espacio es el que es y también los muebles entonces, ¿por qué no antes de comprarlos, tenemos en cuenta aspectos como los metros y la luz natural? ¿Por qué? ¡Presta atención!

Pues aunar el comprar muebles que encajen a la perfección con el espacio disponible, que encima sean útiles y prácticos, que ayuden a ahorrar espacio y que encima aprovechen la luz natural. ¡Cómo lo oyes! En este sentido, la ventana siempre va a tener la última palabra y a partir de ella, decoraremos la habitación y colocaremos los muebles de una forma u otra.

La luz natural en una habitación juvenil ayuda a que nuestros hijos tengan una mejor salud ocular, también un mejor estado de ánimo e incluso sean más positivos. La luz natural además ayuda a una mejor concentración y les hace sentir más a gusto en su propio cuarto. Compra los muebles idóneos para aprovecharla.

Un sofá cama al lado de la ventana

Hay dos funciones esenciales que tu hijo va a llevar a cabo en su habitación. Por un lado, descansar y dormir en su cama. Y, por otro, estudiar. Pese a que los metros cuadrados son los que son, podemos y debemos colocar estos muebles principales lo más cerca de la luz natural. O lo que es lo mismo, la cama y el escritorio o mesa de estudio.

Por eso, lo mejor es optar por un sofá cama o un sillón cama individual en vez de una cama al uso. Evitaremos que ésta esté todo el día desplegada ocupando un espacio innecesario, y durante el día tu hijo podrá estudiar sentado en el sofá aprovechando la luz natural de la ventana contigua, leer, ver la televisión y le dará espacio suficiente al escritorio donde estudiar durante horas permitiendo una movilidad mayor de la silla.

Una estupenda manera de el sillón cama o el sofá cama al lado de la ventana y en la otra punta, la mesa de estudio. Reservando el resto de la habitación para colocar un gran armario, un mueble imprescindible que cobrará cada vez más importancia cuando tu hijo vaya creciendo.

Comparte este articulo

Scroll to Top