Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
10 cosas a tener en cuenta a la hora de compra un sofá

Sofás Camas Cruces
10 cosas a tener en cuenta a la hora de compra un sofá

10 cosas a tener en cuenta a la hora de compra un sofá

El color, el número de personas que son en casa, la importancia de la comodidad, su limpieza… son muchas las cosas que tener en cuenta a la hora de comprar un sofá. Adquirir un tresillo requiere pensar antes en características tan importantes como estas.

Es la hora de adquirir un sofá pero, ¿por cuál nos decantamos? ¿qué sofá debemos comprar? ¿qué características tenemos que tener en cuenta a la hora de hacerlo? ¿nos valen todos los sofás? La lista de sofás es amplia pero no todos encajan a la perfección con lo que buscamos. Y la elección va más allá de una elección puramente física. Estas son las 10 cosas a tener en cuenta a la hora de compra un sofá.

1. Nº de personas. Antes de comprar un sofá, no tenemos que pecar ni por exceso, ni por defecto en cuanto a su tamaño. Si bien tenemos que tener en cuenta el tamaño del espacio donde éste va a ir ubicado, tenemos que tener claro cuántas personas van a utilizarlo.

2. Color. Es algo esencial. Si disponemos de un salón con tonos rojos, ¿por qué comprar un sofá donde predomina el azul? La coherencia cromática debe primar a la hora de elegir dicho sofá.

3. ¿3 o 2 plazas? Un sofá de 3 plazas y un sofá de 2 plazas, es la mejor elección y una de las 10 cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un sofá. ¿Y por qué? si se trata de una pareja, cada uno tendrá un tresillo para él solo y si tienen más hijos, evitaremos los típicos (e infantiles) conflictos que puede generar compartir un sofá.

4. Comodidad. Es verdad que al hacer uso del sofá, éste se ablanda y consigue esa comodidad que buscamos pero ¡ojo! Hay sofás incómodos desde fábrica, asegúrate que el que elijas sea de un material como el viscoelástico, entre otros, fácil de acomodar.

5. Reclinable. No hay nada mejor que ver una película y descansar en un sofá y que este sea reclinable o, al menos, que puedas apoyar tu cabeza correctamente. Tu descanso y tu cuello, te lo agradecerán.

6. Fácil limpieza. Desgraciadamente hay materiales que son muy difíciles de limpiar y, aunque usemos fundas o cubre sofás, alguna mancha en algún momento acaba cayendo en nuestro sofá. Comprueba que eliges un sofá fácilmente lavable y/o desenfundable.

7. Buen respaldo. Los sofás de fibra hueca son la mejor opción para que tu espalda descanse a la par que lo hace el resto del cuerpo. Se trata de una de las últimas grandes novedades en cuanto a descanso se refiere.

8. Apoya brazos. Hay sofás cuyos apoya brazos (prácticamente) brillan por su ausencia. Y no nos damos cuenta que éstos tienen una función importantísima en la colocación de nuestros brazos, de nuestra circulación y nuestra comodidad. Si puedes elegir, elígelos que destaquen.

Comparte este articulo

Scroll to Top