Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
8 consejos para saber comprar un sofá de calidad

8 consejos para saber comprar un sofá de calidad

Está claro que comprar un sofá cama o un sofá no es una enorme inversión pero tampoco se trata de unos cuantos euros sin más, es una compra lo suficientemente importante como para saber e identificar si estamos comprando un sofá de calidad o no pero ¿cómo averiguarlo? Te damos algunos consejos para no errar en tu compra.

Como bien sabes la vida útil de un sofá no es infinita, como tampoco lo es la de tu colchón o la de tu teléfono móvil por ejemplo. Por tanto tu sofá o sofá cama también pedirá a gritos un cambio cada equis tiempo. No se trata de un enorme gasto pero al fin y al cabo es un gasto que hay que controlar y saber llevarlo a cabo con conocimiento.

A la hora de comprar un sofá es mejor que tengas en cuenta estas consideraciones para saber si estás comprando o no un sofá de calidad, al final y al cabo él tendrá bastante que ver con tu comodidad y la del resto de habitantes de casa. Por lo que vigilar que hacemos una buena compra es fundamental. Comprar un sofá cama o un sofá de calidad es indispensable, ¡diferéncialo!

1. Patas. Las patas del sofá son vitales ya que sostienen el peso del armazón del tresillo y de las personas que diariamente se sientan en él. Cuidado con las patas enclenques que pueden llevar al traste tu sofá.

2. Armazón. La estructura del sofá debe ser consistente, de calidad, fabricada con las mejores garantías solo así sabremos que compramos un sofá de calidad y no uno que nos va a durar poco.

3. Reposabrazos. Es una parte para algunos secundarios pero para otros indispensable, los reposabrazos del sofá deben sujetarse bien y no que cada vez que los usemos caigan o se deforman.

4. Zona lumbar. Una de las partes más importantes para saber si tenemos o no un sofá de calidad es ver la zona lumbar del mismo. Si es acolchada, resistente y proporciona comodidad es sin duda la mejor opción.

5. La base del sofá. Imagínate que compras un sofá y al poco uso la base del sofá apunta hacia el suelo, es escurridiza y nos tenemos que levantar cada dos por tres para colocarla bien. No será el sofá que debes elegir.

6. Un sofá que se hunde. Esto indica claramente si un sofá es bueno o malo, si la base de hunde y nos quedamos incrustados en el fondo del tresillo. Pero ojo tampoco un sofá bueno debe ser un sofá super duro que no nos proporcione comodidad.

7. Suspensión. En relación con el punto anterior, encontramos la suspensión del sofá. Es un detalle importante porque si éste falla, es que nuestro sofá no es del todo bueno. Una suspensión natural es lo más importante.

8. Suavidad. La suavidad de un sofá es otro elemento que debes tener en cuenta junto a su comodidad. Su tacto nos dirá mucho si es en realidad el sofá que buscamos o no. ¡No lo olvides!

Y una vez tengas tu sofá cómodo y de calidad te enseñamos a cómo combinarlo con otro que tengas en casa de diferente diseño y color, haz clic aquí.

Comparte este articulo

Scroll to Top