Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
8 usos que darle a tu puff cama

8 usos que darle a tu puff cama

¿Qué tienen en común los grandes diseñadores de mobiliario y de objetos? Pues nada más y nada menos, que la originalidad y el pragmatismo. Por eso, para que seas como ellos, en este artículo hemos querido hacer un repaso a los usos que puedes darle a tu puff de cama.

En este artículo hemos querido hacer un repaso de los usos más comunes que puede tener un puff de cama pero también de los menos comunes. En total, te presentamos 8 propuestas de lo más interesante para hacer que tu habitación sea tan original como práctica. ¿Quieres descubrirlos? ¡Sigue leyendo!

1. Dejar la ropa. Uno de los mejores usos que se le puede dar a un puff de cama es el de dejar la ropa sobre él. Así, en un puff de cama siempre podremos colocar esa ropa que no está lo suficientemente sucia para echarla a la lavadora ni lo suficientemente limpia como para meterla en el armario.  

2. Mesa auxiliar. Una mesa auxiliar o mesilla de noche está bien; sin embargo, otra muy buena opción es la de emplear un puff de cama como mesa auxiliar. Según el modelo pueden ser utilizados perfectamente para dejar sobre ellos libros, notas o el móvil cargando.

3. Lectura. Si no queremos dormirnos pero sí queremos leer algo antes de dormir, una buena idea es utilizar los puffs de cama como silla de lectura. Al estar sentados y no echados conseguiremos estar despiertos más rato.

4. Cambiarse la ropa. A la hora de cambiarse de ropa, si no tenemos un vestidor en casa, un puff de cama puede ser una excelente opción. Sentados sobre él será siempre mucho más fácil cambiarnos la ropa de arriba y la de abajo.

5. Separar zonas. Aunque no es un uso muy habitual, lo cierto es que un puff de cama bien situado puede servirnos para separar dos zonas en la habitación. Por ejemplo, una zona estrictamente de dormitorio de otra en la que hagamos un poco más de vida (como leer por ejemplo).

7. Dejar las colchas. ¿No te pasa a veces que de pronto hace mucho calor y de pronto mucho frío? Jugar con las colchas quitándonoslas o poniéndolas es algo bastante habitual. Un puff de cama puede permitirnos dejarlas allí cuando no las necesitamos.

8. Dormir. Uno de los usos que tienen los puffs de cama es que pueden, muy fácilmente, transformarse en una cama. Esta función nos permitirá contar con una cama de invitados sin ocupar el espacio que suelen ocupar este tipo de accesorio.

Comparte este articulo

Scroll to Top