Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
¿Cómo desmontar un sofá cama?

¿Cómo desmontar un sofá cama?

Un sofá cama normalmente es una pieza que nos acompañará durante muchos años, por ello vivirá con nosotros mudanzas, reformas y otras muchas situaciones donde nos será necesario moverlo o transportarlo. Si no lo has hecho nunca, mover un sofá cama puede ser una tarea que simple vista se presenta hercúlea; los sofás camas son grandes pero sobre todo son pesados. ¿Cómo podremos pasarlos por las puertas de nuestra casa, que ahora de repente nos parecen liliputienses? No te apures, si sigues estos simples consejos, verás que no es tan fiero el león como lo pintan.

 

“Más vale maña que fuerza”

Lo primero, retén tu primer impulso. La fuerza bruta casi nunca funciona y tendrás muchas probabilidades de romper algo y lo que es muchísimo más importate cabe la posibilidad de hacerte daño tú. Investiga y averigua que sistema de apertura tiene tu sofá cama. En este enlace podrás identificarlo fácilmente  

Para desmontar un sofá cama no se necesitan herramientas, a lo sumo una llave inglesa. La gran mayoría de sofás cama tiene el sistema de cama que se conoce como “italiano” que debe su nombre a que fue en ese país donde se ideo. Son todos aquellos en los cuales no es necesario retirar los almohadones, tanto de asiento como de respaldo para abrir la cama. Así que vamos a detallar como se desmonta un sofá cama de sistema italiano.

Una vez tenemos identificado el sistema de apertura de nuestro sofá cama como sistema italiano, debemos fijarnos en el acople entre la trasera (pieza de madera tapizada que oculta el mecanismo y que va de brazo a brazo) en la parte de atrás y los brazos del mueble.

Este acople tiene dos posibilidades.

  • La trasera monta sobre los brazos

  • La trasera No monta sobre los brazos

Si la trasera monta sobre los brazos, esta será la primera pieza a retirar. Las piezas de madera van sujetas al mecanismo metálico mediante un sistema de bayonetas. Es decir la pieza en cuestión, lleva un macho metálico que engrana sobre una hembra que está soldada o atornillada al armazón de la cama. En función del tamaño de nuestro sofá, la trasera llevará una, dos o tres bayonetas. Para poder liberalo tan solo hay que tirar hacia arriba. A veces la trasera es grande y pesada, y si no estamos acostumbrados, nos será difícil hacerlo solos, pide ayuda a alguien para poder tirar desde ambos laterales de la trasera y así la fuerza será más efectiva.

Una vez liberada la trasera repite la misma fórmula con cada brazo. Una argucia que te será muy útil para volver a montarlo es identificar claramente cuál es el brazo derecho y cuál es el izquierdo. Parecen iguales pero si te fijas bien no lo son, el remate de tapicería te dará clave. Haz una marca y así seguro los montarás más rápido y a la primera.

Ahora tienes el sofá casi desmontado, y con el esqueleto metálico a la vista. Ya se podría transportar así, porque has reducido su tamaño bastante, sobre todo si los brazos de este eran gruesos. Es muy conveniente que ates el mecanismo con una cuerda o similar, para que evites que se pueda abrir mientras lo movemos, ya que los brazos y la trasera, no solo cumplen una función evidentemente estética, sino también de contrapeso. Si no lo hacemos nos podremos llevar un buen susto e incluso podríamos hacernos daño.

Si necesitas seguir desamontonando, para seguir quitando peso o volumen, puedes retirar el colchón aunque este paso es conveniente realizarlo con la trasera y los brazos puestos, pues como hemos visto son estas piezas las que hacen de contrapeso. Una vez retirado el colchón necesitaras si o si atar el somier pues este tendrá abrirse.

En la parte de delante, justo debajo de los almohadones de asiento hay una platabanda que suele ir atornillada, y que sinceramente no te recomiendo que quites, pues no supone un gran alivio de peso hacerlo. Algunos sistemas usan unos ganchos, entonces sí lo puedes hacer, pues no lleva ninguna esfuerzo ponerla y quitarla.

Por ultimo ya solo nos queda quitar los almohadones para dejar completamente al desnudo el armazón metálico nuestro sofá cama de sistema italiano. Los almohadones de asiento y resalado irán sujetos al mecanismo, mediante unas cremalleras o velcros así que simplemente los abrimos y listo.

El mecanismo completamente liberado de tapicería y colchón se reduce a una estructura metálica realmente liviana y no demasiado grande que será muy fácil de manipular y transportar a cualquier lugar entre dos personas. Por lo que la tarea hercúlea de hace unos minutos se ha quedado reducida a un mero trámite fácil y divertido de realizar.

De cualquier manera puedes consultar un video demostrativo en nuestra página web


Si quieres seguir conociendo más trucos sobre sofás cama pincha aquí.

Comparte este articulo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Scroll to Top