Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
Cómo limpiar los huecos y las esquinas del sofá

Cómo limpiar los huecos y las esquinas del sofá

Monedas, alfileres, restos de comida… un sofá, en realidad, es una caja repleta de sorpresa. Y es que, en ocasiones, aunque no nos demos cuenta en él pueden ir a parar diferentes utensilios y elementos sin darnos ni tan siquiera cuenta. Por ello una limpieza periódico de tu sofá será esencial. Te contamos cómo limpiar las esquinas y los huecos del sofá. (LEER MÁS)

No dejes que tu sofá se convierta en el baúl de los tesoros de tu salón y que tras sus respaldos, reposabrazos o sobre la propia base del mismo se acumule de todo. Incluso cosas que podrían dañar incluso el tapiz o la estructura si no nos damos cuentas. Te recomendamos que, al menos, una vez al mes “desmontes” todas estas partes del sofá y eches una ojeada limpiando a conciencia.

Sí, los sofás y sofás cama pueden ser un lugar dónde puede acabar todo. Desde monedas que se nos caen de los bolsillos, chinchetas o cualquier otro elemento de papelería, alfileres, pequeños muñecos y juguetes de nuestros hijos o de nuestras mascotas, restos de comida… la lista es larguísima. Y claro, toca pasar la aspiradora.

La aspiradora es tu mejor compañera de viaje para dar con este “tesoro” que esconde tu sofá. Pero ojo, no solo por dónde puede alcanzar tu vista, si no por todos lados. Pasa la aspiradora, eso sí sin pasarla directamente sobre el tapiz para no dañarlo separa algún que otro centímetro, por bajo del sofá y por los asientos, respaldos, huecos… pero mejor antes ten en cuenta una cosa.

Usa la aspiradora a unos centímetros del sofá

Desnuda tu sofá tanto como puedas. Es decir, aparta reposabrazos, fundas, bases… y primero descubre si hay algo que debes quitar a mano que o bien puede ser valioso o bien puede estropear tu aspiradora. Si no ves nada pasa la aspiradora a conciencia sobre todo prestando atención a las esquinas y los huecos de tu sofá. Los anteriores ejemplos son solo algunas de las cosas que te puedes encontrar pero ojo, lo más normal es que te encuentres migas de pan o pelos, sobre todo si tienes mascotas.

Y si tu sofá es desenfundable y se puede lavar, antes de quitar las fundas también pasa el aspirador. También si tiene alguna mancha en concreto, puedes intentar eliminándola antes de lavar. Te recomendamos que pongas las fundas en una lavadora y elijas un programa frío que no centrifugue demasiado y utilices un detergente suave. Seca siempre en la sombra y plancha del revés para seguir luciendo una funda de sofá como nueva. ¡Y sofá limpísimo y bien conservado! Fácil, ¿verdad? Y recuerda elegir siempre bien tu sofá o sofá cama de lo contrario podrías sufrir a la larga problemas de salud, ¿a qué nos referimos? Haz clic AQUÍ.

Comparte este articulo

Scroll to Top