Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
Cómo proteger tu sofá de cama de tus mascotas… y de tus hijos

Cómo proteger tu sofá de cama de tus mascotas… y de tus hijos

El hecho de que tus mascotas se suban al sofá de cama o que tus hijos jueguen con plastilina o rotuladores cerca de ellos supone todo un peligro. Proteger los sofás cama de tus mascotas e hijos es algo fundamental para que puedan mantenerse en buen estado el mayor tiempo posible. Pero ¿cómo conseguir esto?

Pues en Sofás Camas Cruces, además de que te ofrecemos sofás cama de diferentes diseños, tamaños y colores para que se adapten a lo que tú necesitas, queremos darte algunos consejos muy simples para que tu sofá de cama se mantenga impoluto como el primer día. ¿Quieres saber cómo conseguir esto? Pues sigue leyendo…

Instaurar buenos hábitos

Lo primero de todo para proteger los sofás cama de mascotas e hijos es instaurar buenos hábitos desde un principio. No comer, jugar con pinturas o sentarse en el sofá (en el caso de las mascotas) es fundamental. De esta manera, cuando tengas tu sofá de cama nuevo de Sofás-Camas Cruces no tendrás ningún problema.

No importa que uno de los sofás cama que tenías antes en casa fuera viejo, los hábitos deben instaurarse cuando los muebles son viejos para que puedan mantenerse con los nuevos. Si no es así, será algo difícil que cuando entre un mueble nuevo esté protegido de pelos de mascotas o de bebidas derramadas por los niños más pequeños.

¡Compra una funda para sofás cama!

Las fundas no son una opción ¡son una necesidad en caso de que tengas mascotas e hijos! Si de verdad quieres que tu sofá de cama dure muchos años y no tener que cambiarlo al cabo de 5 porque parece que le ha pasado un tractor por encima, una funda te salvará de cualquier apuro. Manchas, tapicería dañada porque los gatos rascan las uñas en el sofá, desgaste debido al uso, pérdida del color, etc.

Existen fundas para sofás cama que pueden reproducir con fidelidad el color y la tapicería del sofá original. En muchos casos, incluso añaden un extra de confort y qué decir de la seguridad que vas a sentir al no tener que preocuparte por nada de lo anterior. ¡Tu sofá estará protegido! y, si lo necesitas, solo tendrás que cambiar la funda.

Los rascadores salvarán tu sofá

Si tienes perros no debes preocuparte tanto porque rasquen los sofás cama (más bien porque lo ensucien o lo baben), ya que el problema mayor está en el caso de que tengas gatos, pues tienden a rascar sus uñas en el sofá. Como consecuencia la tapicería se daña, empiezan a aparecer daños bastante notorios y esto no es nada bueno. Tu sofá de cama es nuevo, ¿por qué habría de transformarse a los pocos días?

Los rascadores son la mejor opción e incluso los hay que los puedes integrar con el sofá. Tú eliges de qué manera quieres poner los rascadores, ya que es una necesidad básica de los felinos. Por mucho que instaures buenos hábitos, querrán rascar sus uñas, así que ponle algo donde lo puedan hacer. Los sofás cama estarán ¡protegidos!

Utiliza protectores de colchón

Los sofás cama se pueden utilizar como cama y si hay alguno en la habitación de tus hijos ¡qué mejor que poner un protector de colchón! Este es fundamental si todavía tienden a tener fugas durante la noche o para  que el colchón del sofá de cama se mantenga más tiempo en buen estado. Otro consejo que debes tener en cuenta.

Ahora que ya conoces todos estos consejos para proteger tus sofás cama de mascotas e hijos, ¿a qué esperas para tener el tuyo sin preocuparte por nada? En Sofás Camas  Cruces encontrarás productos a tu medida que satisfarán tus necesidades. Porque un sofá de cama no debe faltar en ningún hogar ¡te salva de cualquier apuro!

Comparte este articulo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Scroll to Top