¿Cómo puedes eliminar los ácaros de polvo de tu sofá cama?

10 mayo, 2022

¡Insectos microscópicos que se arrastran por tu sofá cama! Suena repugnante, pero es una realidad. Se llaman ácaros de polvo y, por lo general, habitan en la ropa y muebles tapizados de tu casa. Aunque son invisibles al ojo humano, estos diminutos seres pueden resultar perjudiciales para nuestra salud. En particular, para aquellas personas que sufren de asma o alergia.

Eso sucede porque los ácaros de polvo se reproducen con mayor facilidad en ambientes húmedos. Además, tienen especial inclinación por los textiles naturales, como la lana y el material sintético, puesto que tienden a absorber mayor humedad. Por ello, desde Sofas Camas Cruces te contamos cómo debes limpiar tu sofá cama para eliminar estos insectos y protegerte de ellos.

Limpia el lugar donde se encuentra el sofá

Lo primero que debes hacer es asear el lugar donde se encuentra tu sofá cama. Eso implica no solo limpiar el piso, sino también todos aquellos objetos o accesorios cercanos al mueble. Como por ejemplo, las alfombras, los cojines y las cortinas cercanas. Ese proceso debe realizarse con mucha calma, evitando levantar exceso de polvo, para impedir que los ácaros de polvo se muevan de lugar.

Una buena opción es utilizar paños húmedos o con aceites, así que descarta todo aquello que levante polvo. Eso permitirá mantener el polvo en su sitio y evitar que se expanda en los alrededores. Así pues, lo recomendable es humedecer la toalla, pasarla por el área sucia, lavarla y repetir este procedimiento las veces que sea necesario. Hazlo hasta que logres desempolvar todo el lugar.

Aunado a ello, puedes utilizar una aspiradora con filtro HEPA para eliminar esas molestas sustancias que nos provocan reacciones alérgicas. De igual forma, puedes emplear esta herramienta para limpiar los sitios más difíciles de acceder. Esos rincones de la casa o apartamento donde se acumula más el polvo y el paño húmedo no llega. Incluso, sirve para aspirar la tapicería del sofá cama y retirar el exceso de polvo.

Desinfecta tu sofá cama

Para complementar la limpieza del sofá cama, desinféctalo. Esto lo puedes hacer con ayuda de métodos caseros o industriales. Si te inclinas por lo natural, prueba mezclando cuatro tazas agua hervida con dos limones y una cucharada de  bicarbonato de sodio. Vierte la mezcla en un tamizador y rocía el mueble. También puedes usar gotas de ciertos desinfectantes o esencia de eucalipto para desodorizar el mobiliario

Otra alternativa es mezclar 1 litro de agua con 125 mililitros de vinagre y aplicar directamente sobre el mueble con una esponja o paño. Eso sí, antes de realizar estos procedimientos chequea que los productos para eliminar ácaros no dañen el material del sofá cama. Para ello simplemente aplica una muestra de la mezcla en cualquier área del mueble y observa la reacción.

Ahora bien, si te inclinas por los productos industriales, usa los acaricidas. Se tratan de sustancias químicas fabricadas específicamente para eliminar estos molestos ácaros de polvo. Tras la aplicación de ambos métodos, procura utilizar una aspiradora con filtro HEPA. De manera que sea mucho más fácil retirar los insectos muertos de tu sofá cama.

Para que el mantenimiento sea efectivo, lo recomendable es dejar que mobiliario se seque muy bien antes de volver a utilizarlo. Pues, como mencionamos anteriormente los ácaros se reproducen fácilmente en lugares húmedos. Entonces, procura colocar tu sofá cama en un lugar ventilado y soleado, preferiblemente al aire libre. De modo que se seque por sí solo. Si es posible déjalo secar por 24 horas.

Usa fundas antiácaros

Los ácaros de polvo habitan en ciertos tejidos y muebles de nuestra casa. Pero, en realidad, se alimentan de nuestra piel, sudor, saliva y de otros residuos provenientes del polvo y nuestro cabello. Por ello, te recomendamos que utilices fundas antiácaros. Estas evitan que estos pequeños insectos entren en contacto con tu piel cuando uses el mueble.

Para las personas alérgicas, a las cuales se les inflama e irrita la nariz con facilidad debido a estos animalitos, estas son excelentes opciones. Si ese es tu caso, procura seguir al pie de la letra las recomendaciones señaladas y limpia, como mínimo, tu sofá cama cada dos semanas. Recuerda que un mantenimiento adecuado, alargará la vida útil de tu mueble, aún más, cuando nos permite ahorrar espacio en nuestro hogar.