Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Consejos para conservar tu sofá cama como el primer día

Sofás Camas Cruces
Consejos para conservar tu sofá cama como el primer día

Consejos para conservar tu sofá cama como el primer día

El paso del tiempo y su uso continuado pueden dañar el aspecto físico de tu sofá cama. Aunque como es normal éste no requiere de un mantenimiento continuo sí que es aconsejable seguir algunos consejos para conservar tu sofá cama en perfectas condiciones. (LEER MÁS)

Cuando compramos un mueble para nuestra casa queremos que éste perdure en el tiempo en las mejores condiciones posibles. Nos encantaría que se mantuviera por mucho tiempo como el primer día, como nuevo, como recién salido de fábrica. Pero claro el uso de éstos puede dañar su aspecto físico, es algo normal. La ventaja de los sofás cama es que son mucho más resistentes  ya que están hechos de hierro y materiales muy robustos. Lo más expuesto son las tapicerías… y en nuestras manos está el que conserven en perfecto estado.

Una vez al año, deberíamos revisar las articulaciones de nuestro sofá cama y en caso de necesidad, engrasarlas y ver si los remaches siguen apretados por si hubiera que sustituirlos.

Tenemos un sofá cama y queremos lucirlo, tanto sea como mueble principal en el salón como mueble en un cuarto de invitados, por ejemplo. Es imprescindible comprar cojines que aparte de decorar el espacio y servirnos de más apoyo para nuestra espalda, sirvan también como protección para nuestro sofá cama evitando rozaduras sobre todo en la parte lumbar, una de las zonas de mayor desgaste de este tipo de muebles sobre todo si su uso es diario.

Otro consejo para proteger nuestro sofá cama es colocar un cubresofá o manta en el sofá cama a la hora de sentarnos. También podemos utilizarlo como elemento decorativo a la par que protegemos la base del mismo al sentarnos. Una funda de sofá es otra de las soluciones más recurrentes, cubriendo totalmente nuestro sofá cama y aumenta así un aspecto como nuevo durante más tiempo.

Existen fundas de plástico para sofás cama que sirven para protegerlo de una manera muy efectiva. Por ejemplo, evitando que si tenemos mascotas sus pequeñas uñas dañen la base de nuestro sofá cama o por ejemplo si lo usamos para dormir, podemos proteger aún más la base del mismo además de ofrecer una sensación de mayor confort en la base para nuestros invitados. También si en el sofá cama duermen niños, las fundas de plástico protegerán éste de micciones nocturnas.

Está claro que entre los consejos para conservar el sofá cama como el primer día es imprescindible llevar a cabo un mantenimiento diario en la mejor de las condiciones. Basta con una limpieza continuada con un trapo algo húmedo o pasar el aspirador por la superficie para recoger la suciedad acumulada. Fundas, cubresofás, cojines, telas decorativas… todo esfuerzo bien empleado es poco para mantener nuestro sofá cama como recién comprado. ¡Haznos caso!

Post relacionado: Cómo limpiar un sofá cama blanco.

Comparte este articulo

Scroll to Top