Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
Mobiliario juvenil: cómo aunar diseño y comodidad en la habitación de tu hijo

Mobiliario juvenil: cómo aunar diseño y comodidad en la habitación de tu hijo

Algo que no podemos eliminar del mobiliario juvenil es el color y los materiales vivos. También debe ser una estancia versátil, donde pueda hacer sus deberes y, al rato siguiente, tirarse al suelo a jugar. Como apuntábamos, debe ser un dormitorio imaginativo y creativo, que pueda personalizar como quiera y, por encima de todo, muy funcional.

Cómo elegir la habitación de tu hijo

El mobiliario juvenil está pensado tanto para ti como para él. El niño se sentirá cómodo en su refugio, pasará la mayor parte del tiempo ahí. Ya sea durmiendo, jugando o estudiando; el dormitorio tiene que cubrir todas las necesidades que vaya adquiriendo con los cambios de edad.

Pero tú también tienes que encontrar comodidad en la habitación de tu hijo. Espacios de almacenamiento donde tenerlo todo ordenado, lugares estratégicos donde pueda hacer sus tareas y entretenerse después y un ambiente limpio visualmente que siga la línea de la casa.

La cama será uno de los puntos principales del dormitorio. Los niños, al igual que los adultos, deben descansar de la mejor manera para rendir durante todo el día, ya sea en el cole o en la calle. Si, además, comparte habitación con otro hermano, las literas serán una solución perfecta para mejorar los espacios. Y no te olvides de un buen colchón.

La zona de estudio también merece especial atención cuando hablamos del mobiliario juvenil. Tiene que ofrecer algunos espacios de organización para que pueda distribuir sus materiales y tenerlo todo bajo control. Una mesa de trabajo ordenada favorece a la concentración y al buen hacer en los deberes.

Algo que tampoco puede faltar en el dormitorio de un niño es un rincón de entretenimiento. Aunque las etapas de su desarrollo le harán variar entre querer jugar contigo o solo, está bien que en su espacio cuente con una alfombra de juego, quizás una pantalla si ya es mayor u otras formas de pasar el tiempo libre.

Por último, si tienes suficientes metros en la habitación de tu hijo es posible que quieras incluir un armario. Esto te permitirá tenerlo todo a mano, mantener el orden por más tiempo y evitar (en la medida de lo posible) los montones de ropa turados por ahí.

Y, ¿has pensado en los colores?

A la hora de decidir los colores, precisamente las otras estancias deben ofrecer un hilo conductor, aunque dejemos al niño elegir algunos temas (según su edad, claro). El mobiliario juvenil de hoy en día se fabrica en materiales muy diversos que permiten muchas combinaciones de colores, por lo que ponerse de acuerdo no será un problema.

Algunos tonos tienen cierta propensión a crear un ambiente u otro en la habitación de tu hijo, incluso vienen dados por la personalidad de cada uno. Los colores fríos, como el azul, son un buen ejemplo para mantener un ambiente relajado. Los tonos cálidos como el naranja, en su contra, son colores que fomentan la energía.

Algunos colores tierra, desde los marrones a los beiges, te hacen estar en mayor comunión con la naturaleza. Los grises y tonos neutros fomentan la serenidad y hacen la estancia más confortable.

Ya has visto todas las posibilidades que ofrece el mobiliario juvenil para montar la habitación de tu hijo. No renuncies a confort, a calidad ni a decoración; ya que lo puedes conseguir todo en un mismo lugar.

Comparte este articulo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Scroll to Top