Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
¿Por qué no tapizar un sofá cama?

¿Por qué no tapizar un sofá cama?

En muchas ocasiones tenemos un sofá cama que tiene ya unos años y su tapicería o bien ha sufrido las consecuencias del inexorable paso del tiempo y ha acabado por deteriorarse o bien queremos dar por completo un giro a la estancia en la que está y es necesario cambiar por completo el estilo, el color y la forma de la tapicería. En estos casos muchas veces nos planteamos la posibilidad de tapizar ese sofá cama.

Sin embargo, pese a que pueda parecer la opción natural en una circunstancia así, tapizar el sofá cama no es siempre lo más inteligente por una serie de razones bastante fundamentales. Así, en primer lugar tapizar un sofá cama no es tan fácil como cabría pensar: hace falta tomar las medidas, buscar un buen tapicero, buscar una buena tela con los colores que nos gustan… y ún así no sabemos cómo quedará el resultado final hasta que el tapicero haya hecho su trabajo y nos toque pagarlo. No son pocas personas las que, despues de tapizar su sofá cama, no les ha gustado el resultado y han tenido que comprar uno nuevo acabando por pagar dos veces innecesariamente.

Además, otra de las grandes desventajas de tapizar el sofá cama en lugar de comprar uno nuevo es que, al comprar un sofá cama nuevo, podemos encontrar el modelo que más se adapte a las necesidades que tenemos en ese momento y que, seguramente, no sean las mismas que teníamos cuando compramos el viejo sofá cama. Además, hace falta tener en cuenta que los modelos de antiguos sofás cama ni son tan ligeros ni son tan prácticos como los que existen actualmente en el mercado.

  1. Mejor comprar uno nuevo que tapizar un sofá cama

Además, es necesario tener en cuenta que tapizar un sofá cama es bastante más complicado y difícil (y por consiguiente caro) que tapizar un sofá normal por todas las partes móviles que varían en función de si es uno u otro modelo; lo que hará que la operación, aunque estéticamente fuese un éxito, acabe por ser bastante más cara de lo que pensábamos; por no mencionar que, además de la carestía, está el hecho de que no todos los tapiceros saben conseguir que el acabado sea excelente en un sofá cama.

Por otra parte, cabe destacar que en estos momentos los sofás cama son bastante más baratos de los que había hace algunos años y la cantidad y variedad de modelos es amplísima, ajustándose no sólo a diferentes necesidades en términos de estilo, espacio y diseño; sino también a todos los presupuestos y bolsillos. De este modo, además de ser bastante económicos si se los compara con tapizar el viejo sofá cama, decidirse por uno nuevo tiene otras ventajas como podrían ser, por ejemplo, el hecho de que estaríamos prolongando la vida útil del mueble pues, aunque duraderos, un sofá cama nuevo siempre va a durar más que uno viejo tapizado que podría aparentar estar en buen estado y luego, finalmente, no estarlo.

Elige entre una amplia selección de sofás cama aquí:

https://www.sofascamascruces.com/productos/sofas-cama/

 

Comparte este articulo

Scroll to Top