Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies de información estadística, si continuas navegando supone la aceptación de la politica de cookies. Aceptar

Tel. 914 355 594 / Tel. 914 410 460 cruces@sofascamascruces.com
Sofás Camas Cruces
¿Cómo puedo hacer una funda para un sofá cama?

¿Cómo puedo hacer una funda para un sofá cama?

El sofá cama tiene alma de protagonista, y será el centro de atención de cualquier estancia donde lo coloquemos. Esto sin duda hará que también tenga un mayor desgaste, especialmente la tapicería, que al fin y a la postre, es la parte que más expuesta está. Por todo ello la idea de cubrirlo con una funda protectora será siempre muy tentadora. Pero ¿cómo puedo conseguir una funda que no desluzca mi sofá cama y que tampoco me cueste una fortuna? En este post te damos las claves para que elijas la que más te convenga.

Algo obvio es pedir, a la hora de la compra, que tu sofá cama sea totalmente desenfundadle pero puede ocurrir que el sofá que te gustó no contemplase esa opción, entonces puedes recurrir a una funda ya confeccionada estándar.

Fundas estándar que se ajustan mediante elásticos: Este tipo de fundas son aquellas que se pueden ajustar a la gran mayoría de sofás mediante elásticos, solo hay que tener en cuenta para comprarlas el tamaño, pues se suelen comercializar para versión sofá de dos plazas o de tres plazas. Esta opción es la menos estética pero la más económica. El ajuste no será muy bueno pues no se adaptará a la forma específica de tu sofá.

Fundas estándar que se ajustan mediante lazos: Son más elegantes que las elásticas y también un poco más altas de precio. Una manera de proteger el sofá sin descuidar su línea, respetan más el perfil del asiento y de los reposabrazos. Aquí hay que ser más cuidadoso a la hora de elegir las fundas del sofá cama, es muy importante escoger el tamaño de funda que se ajuste exactamente al modelo de nuestro sofá cama.

Si las fundas estándar que encontramos en el mercado no nos terminan de satisfacer, siempre podemos hacer unas Fundas a la medida, encargándolas, donde compramos el sofá cama, a un tapicero o haciéndolas nosotros mismo, si nos atrevemos. Estos son los pasos:

Lo primero que debemos hacer es sacar patrones de las diferentes piezas del mueble, brazos, platabandas, almohadones… Utilizaremos cartones, donde dibujaremos el despiece de nuestro sofá, que luego nos servirán de plantillas, que colocaremos sobre la tela y así podremos trasladar las dimensiones de dichas partes.

Cuando tengamos los patrones, cortaremos la tapicería teniendo en cuenta la orientación del dibujo si lo hubiera, o la trama de la tela, para que cuando coloquemos las piezas ya tapizadas formen un conjunto armonioso. Imagina cómo quedaría si por ejemplo, el pelo de una tela de un cojín peina hacia la derecha y en el cojín de al lado peina hacia la izquierda, por eso es un detalle, que aunque parezca poco importante no lo es.

Por último coser los almohadones es la última parte para que nuestras fundas de sofá cama estén listas, es importante que las costuras sean fuertes ya que harán que la vida de nuestro sofá sea aún más larga.

Esta opción es la más costosa pero también será la que nos proporcionará un grado de satisfacción mayor, ya que será una funda que encajará perfectamente en nuestro sofá y así lo tendremos siempre prefecto.

Como hemos visto, hay diferentes tipos de fundas para un sofá cama. Saber elegir la que más nos interesa, es fundamental para que nuestra satisfacción sea plena. Recuerda, no todas las fundas son iguales. Por eso, nuestra recomendación es, que si quieres acertar en la elección de la funda de tu sofá cama, sigas estos sencillos consejos.

Si necesitas más consejos sobre el mantenimiento de un sofá cama pincha aquí.  

 

¿Cómo darle una vuelta a tu sofá?

¿Cómo limpiar los huecos y las esquinas del sofá?

¿Cómo hacer un sofá cama?

 

Comparte este articulo

Scroll to Top